Fastidio de transportistas por el embudo en Uspallata

Así tituló Diario El Sol tras la cobertura del Consejo Federal realizado en Mendoza.

Fastidio de transportistas por el embudo en Uspallata

Las 50 cámaras provinciales del Transporte de Cargas se reunieron en una bodega de Maipú, en Mendoza, para discutir los problemas del sector. Entre ellos, el "embudo" que genera el control integrado de Uspallata, que provoca en algunos casos demoras de hasta cuatro días para llegar a Chile, lo que encarece los costos en dólares.  

La reunión del Consejo Federal del Transporte, que se realizó el salón de Bodega Vistandes, apuntó principalmente a los temas mayores de la mesa ejecutiva: aduanas, migraciones, fronteras, costos, niveles de actividad, logística, laborales y asuntos legales del transporte de cargas.

Daniel Gallart, presidente de APROCAM, puso énfasis en los retrasos que tienen las cargas en el control de Uspallata. “Este es un lugar que nos ocasiona muchas demoras. Allí confluyen varios organismos nacionales que dependen de cinco ministerios distintos; cada uno tiene resoluciones y normativas que cumplir, no trabajan coordinadamente, es decir que de integrado tienen poco o nada.

La situación que reflejan los empresarios tienen que ver con el encarecimiento de los costos ocasiona este "embudo". "Para ir a Chile, 350 kilómetros, en ocasiones demoramos cuatro días. Un camión parado tiene un costo de 250 dólares diarios, y esto se tiene que cargar al flete”, señaló Gallart.

Por este tema, los empresarios del transporte a través de la FADEEAC quieren reunirse con la Jefatura de Gabinete de la Presidencia, con el objetivo de unificar criterios en todos los ministerios. El directivo de Aprocam recalcó que si bien el apoyo del “gobierno nacional es total, nosotros nos hemos reunido con todos los actores, pero solucionamos un tema con SENASA y surge un problema con Aduana por dar un ejemplo."

Por su parte, Hugo Bauzá, vice de FADEEAC, destacó que el tema costos e impuestos son los que más están deteriorando la actividad de las empresas en todo el país, actividad que en 2018 tuvo una caída del 40% y mide un 30% de baja en lo que va del año.

En este caso, la mayor preocupación del sector es el precio de los combustibles. Acorde a las mediciones de la cámara, el combustible para el transporte (gasoil) subió 127%  desde 2017 a la fecha. Bauzá indicó en este sentido que el transporte de cargas “no es formador de precios”.

“Poco es lo que podamos recortar cuando todos nuestros insumos están dolarizados y el 40% del componente de nuestros costos son impuestos”, subrayó.

El directivo sostuvo que la situación actual del transporte por camión “fue muy mala en 2018 pero hoy está mostrando un poco de mejoría sobre todo en las zonas agrícolas (Santa Fe, la Pampa), porque las cosechas fueron buenas y se están exportando, pero el sector que no está involucrado en la cosecha está teniendo graves problemas”.

En el análisis, el vice de FADEEAC indicó que las empresas están tratando de subsistir, de no cerrar, achicando la cantidad de vehículos pero intentando mantener la planta de personal. “El chofer es un profesional, cuesta mucho formarlo y cuesta conseguir mano de obra calificada, por tanto a veces tenemos 1 mes los camiones parados pero tenemos que seguir pagando los sueldos”.

Otras notas relacionadas: https://ecocuyo.com/transporte-de-cargas-el-embudo-en-el-control-integrado-de-uspallata-complica-al-sector/?utm_source=Noticias+de+Ecocuyo+y+Agenda+Semanal&utm_campaign=fc1b2efad2-EMAIL_CAMPAIGN_2019_05_31_11_53&utm_medium=email&utm_term=0_20aa581935-fc1b2efad2-81331249


Share |