Por baja de consumo cae 30% el transporte de cargas

Por baja de consumo cae 30% el transporte de cargas

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

En los primeros seis meses del 2018 cayó hasta un 30% el nivel de actividad del transporte de cargas en comparación a igual período del año pasado. Así lo aseguraron desde la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam) tras declarar el “estado de emergencia” para el sector.

Guido Calzetti, presidente de la entidad, explicó que “debido a la caída general de la actividad en el país, se estima una merma del volumen a trasladar que ronda entre el 20 y 30%, dependiendo del sector productivo”.

Según indicó el empresario, la retracción no se debe a una disminución en el volumen de mercadería que se traslada desde Mendoza hacia Chile u otras provincias de Argentina, sino al menor ingreso de productos provenientes de otras jurisdicciones.

   

 “En Mendoza el volumen de carga se ha mantenido, porque la economía local principalmente se vale de la agricultura, la vitivinicultura y de todo lo referido al sector petrolero.  Sin embargo, no se ha sostenido el ingreso de mercadería a la provincia y eso se nota en el abastecimiento de alimentos en los supermercados; allí se puede medir la merma en nuestra actividad”, confesó Calzetti.

Lorenzo Nievas, Director de Desarrollo Tecnológico y Empleo, habló en representación de la Subsecretaría de Industria y Comercio y confirmó el escenario definido por el presidente de Aprocam. “Analizando los datos que manejamos de Puerto Seco, que representa el 45% de la actividad del transporte de cargas de la provincia, vemos que ha disminuido 25% el ingreso de camiones a la provincia”, señaló.

“Sin embargo, tenemos buenas expectativas de que la actividad del sector empiece a repuntar con la mejora de las exportaciones por la suba del tipo de cambio”, agregó el funcionario.

 

Estado de emergencia

El aumento del precio del combustible a granel fue la última señal de alerta para el sector del transporte de cargas, que  declaró su “emergencia” por medio de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam). La caída del volumen de traslado, la falta de financiamiento y el incremento en los costos operativos afectaron sensiblemente a la actividad.

Los datos relevados por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) dan cuenta de la difícil situación que enfrenta el sector en lo referido a costos.

De acuerdo al último relevamiento de la entidad, en junio se registró un nuevo aumento en los costos de operación de 3,82%, incremento  que redondeó un 15,8 % de incremento para el primer semestre de 2018 y un 34.3 % durante el último año. 

 “Tendremos que juntarnos con el Gobierno para analizar alguna alternativa que nos permita manejar la crisis del sector; es una situación realmente asfixiante. Hay muchas empresas que tienen intenciones de cerrar porque no pueden seguir afrontando los aumentos de combustibles, impuestos y tasas”, sostuvo Guido Calzetti.

Lorenzo Nievas, de la Subsecretaría de Industria y Comercio, reconoció la delicada situación del sector, pero recordó que “el Gobierno de Mendoza ha baja las alícuotas de Ingresos Brutos y otras cargas impositivas sobre productos y servicios que inciden directamente sobre el transporte de cargas”.

El funcionario manifestó que “el Estado Provincial está ayudando a los transportistas con todo lo que está a su alcance” y recordó que “el Ministerio de Economía está abierto al diálogo y a las propuestas para seguir mejorando la situación”.

   

La “asfixia” de los costos

Carlos Messina, tesorero de Aprocam, detalló las aristas del problema que deben enfrentar para llevar adelante su trabajo. “El principal problema lo tenemos con el precio del combustible, porque nos estamos quedando desfasados con los costos”, lamentó. 

“Otro frente a combatir es la suba permanente de los costos, los insumos se encuentran dolarizados y se reajustan automáticamente. El transporte no es un formador de precios, solo traslada el valor de su trabajo”, indicó  Messina.

“Un viaje se presupuesta con varios ítems a tener en cuenta y entre ellos, combustible y salarios se llevan entre el 65 al 70% del valor. El resto se reparten entre amortizaciones, neumáticos, aportes patronales, impuestos, seguros, patentes, peajes y un sinfín más de costos que integran el total del viaje”, argumentó Calzetti.

Poca rentabilidad

“Hoy no se está trabajando con un margen de rentabilidad, las empresas se están descapitalizando. Casi no se puede renovar unidades. El parque automotor se ve envejeciendo y con ello también aumentan los costos de operatividad para el sector”, indicaron desde Aprocam.

“Hoy lamentablemente en los bancos no tenemos líneas de financiamiento, y las tasas que se tienen para operar en la venta de valores y descubiertos están en el orden del 70%. Es imposible tomar esas tasas cuando no tenemos rentabilidad y lo poco que tenemos lo usamos para poder seguir funcionando”, señaló Calzetti.

“Además la mayoría de los operadores de carga se están financiando con el sector del transporte y difieren sus pagos a 120 días”, lamentó el empresario. 

 

“Hay que eliminar la burocracia”

El tesorero de Aprocam, Carlos Messina, habló sobre las acciones que tomaría para salir de la crisis, que sufre el sector y se refirió especialmente a la demora de los trámites administrativos.

“Primero hay que restarle burocracia al transporte, volver a hacer más dinámico el sector. Liberar de esta carga al sector nos permitirá competir con los colegas de otros países; en realidad es un combo que hay que hacer para mejorar el transporte”, apuntó.

“Hoy tenemos muchas pérdidas de tiempo por trámites. Un chofer tiene tres carnets, el de conducir, el de cargas generales y el de cargas peligrosas. Eso demanda tiempo para hacer los psicofísicos o las renovaciones. Además, tenemos demoras en las fronteras de entre 20 y 22 horas y a veces más”, lamentó.

TAL VEZ TAMBIÉN TE INTERESE
Paso a paso; así podés realizar la transferencia digital de tu auto o moto
   

Aclaran que no es legal  el pedido de  Libre Deuda

Según denunciaron desde Aprocam, algunas empresas dadoras de carga exigen el certificado de Libre Deuda Sindical a las empresas de transporte. Sin embargo, la Asociación advierte que en el reciente Dictamen de la Asesoría técnico legal de la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo, queda expresamente establecido que tal requisito excede el marco legal.

Ante esta problemática, Aprocam informó a sus asociados, comercio, industria, dadores de carga y público en general, que no es procedente o legal exigir a las empresas transportistas certificados de cualquier índole emitidos por entidad sindical alguna.

“La legislación actual no prevé ningún tipo de certificado emitido por entidades sindicales, para poder ejercer el derecho de trabajar en cualquier actividad lícita, por lo que hacerlo, viola las garantías constitucionales previstas en el Art. 14 de la Constitución Nacional”, indicó la entidad en un comunicado.

“El 14 de junio de 2018 la Asesoría Técnico Legal de la Dirección Nacional de  Relaciones del Trabajo, del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, emitió el Dictamen Nº 2981 donde manifiesta que esta autorización para dar trabajo, no es legal, por cuanto excede el marco normativo vigente”, aclaró la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza.


Share |